ciclos de sueño

¿Qué son los ciclos de sueño y cómo afectan al descanso?

Cuidar de nuestros ciclos de sueño es tan importante como cuidar de nuestra alimentación y rutina de entrenamiento. Después de todo, son durante estos que el cuerpo tiene la oportunidad de regenerarse tras la presión ejercida durante el ejercicio y asimilar cada componente nutricional de las comidas.

No obstante, hay que entender muy bien cómo funcionan los ciclos de sueño, de qué manera podemos calcular si los estamos cumpliendo debidamente y si nuestro descanso es suficiente para las exigencias diarias del organismo.

Descuida, acá lo haremos paso por paso para que logres entender fácilmente cada una de las fases del sueño, y procures un buen dormir para que tu regeneración sea la ideal.

¿Qué son los ciclos de sueño?

Existen de 4 a 5 ciclos de sueño diferentes. Estos se dividen entre 8 horas continuas, dado a que ese es el promedio durante el cual debe perdurar el descanso. La primera etapa comienza y progresa hasta finalizar en la quinta, también llamada sueño REM, para después volver a repetirse.

Los ciclos se dividen entre sí gracias a que tienen una duración específica de 90 a 120 minutos. Las primeras repeticiones de los ciclos de sueño van de períodos relativamente cortos a largos períodos de sueño.

Fase 1

En la fase 1 se tiene un sueño liviano con el que te puedes despertar al mínimo esfuerzo. Suelen ocurrir contracciones musculares repentinas junto a una sensación de estar cayendo.

Fase 2

El movimiento ocular se detiene en la fase 2 y las ondas cerebrales son cada vez más lentas. No obstante, es posible presentar un estallido ocasional con un alza rápida.

Fase 3

En esta etapa se considera que las ondas cerebrales se hacen extremadamente lentas. Tienen como nombre particular ondas Delta. Esto debido a que ocurren intervalos entre ondas pequeñas y rápidas con las prolongadas.

Fase 4

Dada la fase 4, las ondas Delta son las únicas que se producen. Esta califica como la fase de sueño profundo en el que resulta difícil despertar. También se caracteriza por la ausencia de movimientos oculares y musculares.

Fase 5 o sueño REM

En la última y quinta fase, la del sueño REM, las características van de respiración acelerada, superficial e irregular, elevada agitación ocular y parálisis de los miembros musculares. Se denomina REM por el acrónimo en inglés Rapid Eye Movement o Movimiento Rápido de Ojos.

Durante la fase REM, las ondas cerebrales son similares a cuando se está despierto. El ritmo cardíaco se acelera y la presión arterial aumenta. Por otro lado, el organismo pierde la capacidad de regular su propia temperatura.

Sueño profundo: ¿qué significa?

Ahora bien, lo que hay que procurar siempre es el sueño profundo. El motivo es que durante esta fase es cuando obtenemos los beneficios principales del descanso. Estos son:

  • Es la etapa ideal para la regeneración celular y muscular.
  • Colabora en el restablecimiento de las funciones cerebrales como memoria y creatividad.
  • Favorece la pérdida de peso ya que se libera más hormona supresora del apetito.

Pero para lograr un sueño profundo acorde que nos permita lograr estos beneficios, es importante seguir ciertos consejos:

  • Mantener un horario regular con una misma hora de dormir y una misma hora de despertar, incluyendo los fines de semana.
  • Tener una temperatura agradable en el dormitorio, la cual debe oscilar entre los 18 a 18.5 grados.
  • Acondicionar la recámara con el menor indicio de luz, ya que es la principal causa del deterioro del sueño profundo.
  • Tardar como máximo 20 minutos para salir de la cama luego de haber despertado.
  • Reducir a lo mínimo el consumo de alcohol y cafeína, ya que pueden incidir en el momento de conciliar el sueño profundo.

La siesta adecuada

Dormir a media tarde puede ser contraproducente si no se sigue el procedimiento adecuado. Si no lo sabías, descuida, porque acá te diremos la manera correcta en la que puedes aprovechar este semi – descanso.

Lo primero que debes procurar es que solo dure de 15 a 20 minutos. Esta es la manera en que evitarás que pueda alterar tu rutina de sueño nocturna.

Lo otro es cuidar la comida previa a la siesta. Lo ideal es realizarla luego de un almuerzo ligero, puesto que de lo contrario puedes caer en sobrepasarte del límite necesario.

Ventajas de la siesta

Según el doctor Ventura Aciones, la siesta tiene innumerables beneficios, en especial para alguien con un trabajo de alta presión y estrés.

Ese pequeño break puede hacer que reponga fuerzas para terminar de afrontar el resto de su rutina.  

“Luego de la siesta estaremos más contentos, activos, de mejor humor y rendiremos más” asegura el especialista.

Rebel Box
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Functional
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Cycling
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Yoga
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Barre
¡Únete a nuestras clases!
Reserva