Alimentación para perder peso, aumentar músculo o definirlo

Las dietas para perder peso, aumentar músculo o definirlo no son las mismas. Cada una de estas actividades requieren de diferentes cantidades y alimentos en particulares a fin de favorecer uno u otro proceso.

Por ejemplo, mientras que al aumentar músculo resulta necesario priorizar el uso de la proteína, cuando se pierde peso hay que establecer un balance entre proteína, carbohidratos complejos y grasas saludables. Además de eso, para definirlo es necesario seguir una muy estricta guía de alimentación a fin de mantener el músculo creado, y proceder a eliminar los últimos restos de grasa que no permiten observarlo adecuadamente.

Otro punto particular es que las dietas para perder peso y aumentar músculo o definirlo también se pueden distanciar entre sí de acuerdo a la persona. Es decir, todo depende del metabolismo y capacidad para tomar la grasa como forma de energía de cada quien. Por lo tanto, resulta necesario acudir a un especialista para establecer cuál es el régimen alimenticio específico a seguir. No obstante, también es posible tener una idea de lo que se debe ingerir en cada situación. Veámosla a continuación.

Ganar músculo y perder peso

De acuerdo al nutricionista, Álvaro Sánchez, uno de los elementos indispensables resulta adaptar las cantidades de alimentos en base al peso, la estatura, el índice de masa corporal inicial y por supuesto, la actividad física. Recuerda que una práctica de boxeo no es lo mismo a practicar yoga o trotar 3 veces a la semana en el parque cercano a casa.

Por su parte, el especialista cuenta con una dieta base en la que es posible fortalecer los músculos y, a su vez, ayudar a perder la grasa acumulada, incluso en las áreas más complejas. Lo mejor, según el doctor Sánchez, es que es una dieta “anti-dieta”. Es decir, evita que tengas el estómago vacío porque en lugar de eliminar alimentos, los sustituyes por versiones saludables.

Ganar músculo y perder grasa sin pasar hambre

La dieta para rebajar y aumentar músculo creada por el especialista tiene un valor energético de 3.000 calorías. De ellas, el 58% son hidratos de carbono, 26% son grasas y 16% son proteínas. Recuerda que esta es la base, por lo que para asegurar su efectividad resulta necesario acudir a un nutricionista que pueda personalizar cada grupo alimenticio a tus requisitos y posibilidades.

De acuerdo a Sánchez, la norma general establece que se deben consumir 0.8 gr de proteína por cada kilo de peso. Además de ello, Sánchez agrega que antes de cada rutina de ejercicio es necesario tomar hidratos de carbono y proteínas debido a que aportarán la energía necesaria para cumplir con la rutina. “En lo sumo, evitar la toma de grasas porque harán difícil la digestión en este momento, e incluso pueden generar cierta incomodidad durante la actividad”.

Conforme al resto del día, teniendo en cuenta la cantidad específica de cada alimento, será posible notar importantes resultados conforme se cumpla cada indicación con constancia, disciplina y voluntad.

Dieta para definir músculo

Ahora bien, luego de obtener músculo, es posible percibir cierto abultamiento que impide observar esas grandiosas nuevas formas adquiridas a través de la alimentación, el ejercicio y descanso. Esto se debe a que el uso de carbohidratos complejos eleva la retención de líquido en el organismo. Y recuerda que cada organismo puede ser distinto, por lo que una dieta para definir músculo también debe ser personalizada por un nutricionista.

Ahora bien, en cuanto a sugerencias generales que se pueden seguir se incluyen:

  • Realizar entre cinco y seis comidas diarias a un nivel moderado.
  • Mantener el nivel alto de proteína para erradicar grasas.
  • Reducir el nivel de grasas al mínimo por completo.
  • Cuidar del nivel de hidratación que se mantiene a lo largo del día.

En el caso de las cinco a seis comidas diarias procura que pases por fases de ayuno en los que tu metabolismo puede llegar a tomar parte del músculo como forma de energía. De ahí que también resulte necesario mantener en alto el nivel de proteína a fin de mantener el nivel de musculatura y colaborar con la eliminación del resto de tejido adiposo.

Mientras que el uso de grasas en esta dieta debe limitarse en su totalidad. Solo deben emplearse el mínimo y en su versión más saludable, evitando ante todo el consumo de saturadas y trans-saturadas. En lo que respecta a la hidratación, es importante elevar el nivel de consumo de agua a fin de favorecer la llegada de los nutrientes necesarios a cada parte de tu organismo.

Rebel Box
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Functional
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Cycling
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Yoga
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Barre
¡Únete a nuestras clases!
Reserva