cuerdas de batalla

Los 4 ejercicios más desafiantes con cuerdas de batalla

Las cuerdas de batalla resultan una manera ideal con la que desafiar al máximo tu potencial.

Son elementos que elevan la resistencia, fuerza y agilidad, pudiendo también aportar variedad a la rutina de entrenamiento, sin descuidar el obtener resultados con cada movimiento.

¿Sabes cómo son las cuerdas de batalla? Descuida, acá conocerás de todo un poco.

Para empezar, encontrarás los diferentes usos que podrás darles junto a algunos ejercicios con cuerdas de batalla ideales para tu entrenamiento diario.

Incluso, entenderás cómo agregarlas a tu rutina de manera progresiva e ir obteniendo buen partido de su provecho.

¿Qué son las cuerdas de batalla?

Las cuerdas de batalla son enormes y largas cuerdas diseñadas en materiales diversos como soga con poliuretano a fin de ofrecer una elevada resistencia para el uso de entrenamientos físicos.

Una de las primeras ventajas que tiene el usar las cuerdas de batalla es incrementar la resistencia de todo el cuerpo, de ahí que sean imprescindibles para entrenamiento funcional.

Las cuerdas de batalla permiten que varias áreas de tu cuerpo se entrenen a la vez y a la misma presión. Por ejemplo, con solo 10 minutos te será posible obtener altos resultados tanto a nivel cardiovascular como muscular.

De tal manera, no solo forman parte de la rutina de entrenamiento en gimnasios de Functional Training o MMA, pues también pueden verse para entrenar a atletas de artes marciales o jugadores de fútbol americano.

¿Cómo se usan para entrenar?

Una cuerda de batalla tiene una función especial en entrenamientos full body o funcionales. Estas tienen la capacidad de trabajar tanto la parte superior como la parte inferior del cuerpo. Se incluye abdomen, espalda, piernas y glúteos.

No obstante, usar las cuerdas por sí solas es parte de los ejercicios que puedes usar con ellas. También puedes combinar el uso de las cuerdas con saltos, estocadas y sentadillas para maximizar su eficacia en ciertas áreas de tu cuerpo.

Ejercicios con cuerdas de batalla

Los ejercicios con cuerdas de batalla pueden ser altamente variados. Tal como ya sabes, es posible combinar este tipo de elementos con movimientos tradicionales como sentadillas. No obstante, también es importante que conozcas aquellos movimientos básicos del simple uso de una cuerda de batalla.

1. Olas con cuerdas de batalla

Las olas son un movimiento alternante en el que todos tus movimientos deben dirigirse hacia el área donde están ancladas cada una de las cuerdas de batalla. Solo tienes que tomar cada una con cada mano y empezar a subir y a bajar con todas tus fuerzas hasta empezar a generar un movimiento parecido a las olas del mar.

2. Choque en cuerda de batalla

El choque es un movimiento más agresivo que las olas. La dirección que debes darle a las cuerdas no son las anclas sino el suelo. Es así como tus manos deben subir lo más posible para luego dejar caer la cuerda por efecto de la gravedad.

3. Látigo de cuerdas de batalla

El látigo con cuerdas de batalla viene siendo el tercer ejercicio a intentar y de los tres también eleva la intensidad del entrenamiento. Debes tener la coordinación suficiente para dirigir tu fuerza y mover la cuerda hacia el ancla, siendo capaz de mantener la cuerda en un patrón simétrico de un solo golpe.

4. La doble ola y alternante

Una vez hayas logrado dominar tanto las olas como el choque y el látigo entonces te será posible continuar a la doble ola y la alternante.

En primer lugar, debes colocarte frente al ancla con ambos pies separados a igual distancia de tus hombros. Toca cada cuerda por la orilla con cada mano, dejando tus palmas hacia adentro. Dobla las rodillas, contrae tu abdomen y mueve tus brazos de arriba hacia abajo.

En segundo lugar, toma la misma posición inicial. Después de esto, toma cara cuerda por la orilla, dejando las palmas mirando hacia adentro. Procede a levantar un solo brazo y luego proceda a bajarlo mientras sube el que había quedado en reposo. Continúe el movimiento alternativo y elevando cada vez más la velocidad.

Beneficios de entrenar con cuerdas

  • Entrenas todo el cuerpo a la vez.
  • Favoreces tanto parte superior como inferior.
  • Trabajas resistencia, fuerza y coordinación.
  • Excelente ejercicio cardiovascular y funcional.
  • Tiene fases para principiantes a expertos.

Subir intensidad en cuerdas de batalla

Mientras más gruesa sea la cuerda de batalla, mayor dificultad te representará. A su vez, si eres un principiante en esta herramienta debes saber que cuentas con dos tipos de agarre.

El primero es el agarre por encima o apretón de manos y el agarre por debajo o en micrófono. Cada uno irá dependiendo de la comodidad que sientas en base a tu coordinación y nivel de resistencia.

Adicionalmente, mientras más alejado estés del punto de anclaje también se elevará la dificultad de tus movimientos. Si estás empezando a usarlas, acércate lo más posible y conforme mejores ve sumando distancia y distención. Recuerda que debes empezar poco a poco para recibir óptimos resultados y evitar riesgo de sufrir una lesión.

Ejercitar con cuerdas de batalla es una manera ideal para darle variedad al entrenamiento. A su vez, permite que desarrollemos nuestra fuerza, coordinación y agilidad. Lo mejor es que resultará una forma entretenida de hacer ejercicio.

Rebel Box
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Functional
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Cycling
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Yoga
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Barre
¡Únete a nuestras clases!
Reserva