descanso mental

Más allá de dormir: ¿tienes descanso mental?

Tener descanso mental no es lo mismo que cumplir con un horario de mínimo ocho horas de sueño. Saber el momento en que la mente debe tomar un break hasta de las responsabilidades más pequeñas es fundamental a fin de mantener en óptimas condiciones nuestras diferentes habilidades.

Sea del teléfono, de la televisión, o de nuestro equipo de trabajo, es importante darle un descanso a la mente para que podamos dar todo de nosotros durante el resto de la jornada o de la semana. De lo contrario, nos arriesgamos a cometer errores que podrían perjudicar seriamente cualquier tarea o el logro de importantes objetivos o metas.

La importancia del descanso mental es poco conocida, pero después de hoy entenderás el por qué hacer “off” es tan esencial para tu bienestar. De la misma manera, encontrarás una serie de beneficios alrededor de los descansos mentales, estando entre ellos el cuidado de la concentración, el rendimiento y la capacidad de discernir o pensar.

Por otro lado, hemos encontrado algunas técnicas que te serán de gran ayuda cuando desees descansar la mente y sin duda alguna revelaremos como el descansar la mente puede ayudarte a descansar por completo tu cuerpo cuando te toque el momento de ir a dormir.

La importancia del descanso mental

El descanso mental evita que seamos nuestros propios enemigos. Las preocupaciones que mantenemos encerradas en nuestra mente son las que terminan rebosando el vaso de nuestra paciencia.

Puede que sea una mínima acción o algo que para cualquier otra persona parezca poco importante, pero cuando se tiene un mar de ansiedad guardado, solo es necesario una gota más para desbordarnos por completo en una ola explosiva que puede acabar con nuestra buena imagen o la impresión que otros tienen de nosotros.

Por otro lado, el tener una jornada “off” también procura una serie de beneficios con los cuales poder cumplir cualquier tipo de meta y mucho más pronto de lo que podíamos pensar en un inicio.

Síntomas de una mente cansada

Si todavía consideras que descansar la mente es una cuestión de poca importancia puede que los siguientes síntomas sean el llamado de alerta que necesitas para cambiar de opinión.

En primer lugar, una mente cansada tiene como consecuencia en un cuerpo constantemente enfermo. Las preocupaciones y el estrés pueden convertirse en enfermedades tan reales como una alergia, caída del cabello, acidez estomacal, acné, y demás dolencias físicas.

Está comprobado que esas emociones negativas o la falta de descanso mental es capaz de producir una serie de padecimientos tanto como los gérmenes o cualquier otro agente contaminante. De hecho, dentro de las causas de estadios de estrés está incluido el decaimiento del sistema inmunológico.

En segundo lugar, cuando una mente no está cansada se nota en la misma expresión o imagen. No rindes lo suficiente al punto de no querer mirarte al espejo antes de salir de casa. Que para nada te extrañe que esas miradas que tanto veían cosas buenas en ti poco a poco empiezan a cambiar intentando desviarse de tu paso.

Adicionalmente, una mente cansada no rinde en las tareas diarias por lo que tampoco te extrañe que, en lugar de cumplir con los objetivos planificados, las responsabilidades empiecen a sumarse y los problemas por incumplimiento también.

Por último, pero igualmente importante es que una persona con la mente cansada le es imposible dormir. Aunque te sientas agotado físicamente, debido al cúmulo de preocupaciones y estrés que hay en el comando principal.

Esto resulta en que tu sistema termina por colapsar y que, a su vez, no encuentra la manera de drenar toda esa frustración, por lo que se mantiene en constante alerta.

Bajo tales circunstancias, es posible que termines durmiendo, pero cuando despiertes te sentirás como si nada hubiera ocurrido, siguiendo en el mismo estado de cansancio y pesadez.

Beneficios de los descansos mentales

Mayor concentración

Con las consecuencias de no tomar en serio los descansos mentales resulta fácil entender los beneficios que estos mínimos breaks pueden tener para ti. Sin duda alguna, lo primero que notarás luego de un “switch off” es que tienes una elevada capacidad de concentración.

Mejor rendimiento

Adicionalmente, ya no te sentirás agotado por cumplir con lo necesario. Ahora, lograrás encontrar un mayor provecho de tu tiempo y esfuerzo, librándote del desánimo y dando todo de ti en cada aspecto de tu rutina.

Pensamientos claros

Parte de una mayor concentración y mejor rendimiento incluye el poder pensar con claridad. Tu mente ha sido beneficiada con un rejuvenecimiento, por lo tanto, podrá trabajar de forma más ágil, resolviendo problemas que en otro momento le era imposible solucionar.

Capacidad de discernir

Una mente descansada tiene la capacidad de discernir sobre cualquier situación o tema que se le plantee. Podrás comprender en forma clara el punto que te ha tocado, aportando nuevas ideas o pareceres que aventajen tu rendimiento y por supuesto demuestren tu altiva concentración.

Técnicas para descansar la mente

Descansar la mente requiere de técnicas tal como cualquier otra disciplina. Sin embargo, no hace falta acudir a un especialista para empezar a practicar algunas de las que más beneficios contiene.

Por ejemplo, ¿sabías que con solo aprender a respirar tu mente tiene un gran alivio? El llevar oxígeno a nuestro sistema es fundamental para que el cerebro labore como debe. Por algo resulta de cuidado mantener una adecuada oxigenación cerebral a fin de tener una mente enfocada en todos los deberes necesarios.

Por otro lado, otra manera de descansar la mente es tomando breaks de 15 minutos. Apaga el celular, la computadora o cualquier otro dispositivo que pueda interrumpirte. Inclusive, apaga la luz de tu oficina y déjate cobijar por dulce silencio a tu alrededor. Inhala y exhala con profundidad, sintiendo únicamente cada movimiento que realizas. Luego de un momento sentirás como tu mente agradece ese “switch off” que tanto requería.

Descansar antes de descansar

No existe momento especial en el cual practicar una rutina de descanso mental. Puede que realices una sesión de respiración antes de una reunión o exposición importante, en intermedios durante una jornada de estudio o también justo antes de ir a dormir.

En este último caso resulta fundamental debido a que será una especie de preparación llegado el momento en que todo tu cuerpo deba decir “off” hasta un nuevo día.

Y recuerda siempre que, el descanso es importante tanto entre cada rutina de ejercicio como de la vida diaria, sea luego del trabajo, tras los quehaceres del hogar o una jornada de estudio. Te renueva de energías, te da ánimo para continuar y te ayuda a dejar atrás esos problemas que lo único que pueden representar son cargas y obstáculos.

Rebel Box
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Functional
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Cycling
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Yoga
¡Únete a nuestras clases!
Reserva
Rebel Barre
¡Únete a nuestras clases!
Reserva